Buscar
  • Esteban Gomez Nuñez

¿Qué tan actualizadas están tus aplicaciones de negocio?

Mis primeros inicios en tecnología datan del año 1989, en aquel entonces las empresas típicamente usaban un servidor Novell, donde tenían una carpeta compartida para ejecutar un sistema empresarial basado en FoxPro con base de datos dBase.

La infraestructura fue evolucionando a servidores Windows Server y Linux donde los datos se almacenaban en bases de datos relacionales tipo Microsoft SQL Server, MySQL y Oracle entre otros, y en paralelo la nube iba tomando impulso para un creciente número de servicios empresariales, que comenzó con el servicio de correo y sistemas de CRM entre otros.

El crecimiento de la nube fue exponencial y de hecho hay organizaciones que ya tienen el 100% de la operación TI en la nube.

Las plataformas de colaboración y comunicación tales como Microsoft 365 y Google Workplace se actualizan de forma periódica, agregando nuevas funcionalidades y adaptándose a nuestras nuevas necesidades, y de igual manera lo hacen los sistemas operativos (Windows, Mac, iOS y Android).

Pese a toda esta evolución hay un desafío que persiste, y es la de mantener los sistemas empresariales actualizados a las necesidades operativas de la organización; y es que existe un "cuello de botella" cuando necesitamos realizar cambios en los sistemas.

De manera indistinta si la organización cuenta con un departamento de desarrollo interno o lo tiene de forma tercerizada, el principal desafío se da por la falta de programadores; como dato estadístico, tan solo en USA existe un déficit de 1.500.000 de programadores.

La manera tradicional del desarrollo de software consiste en juntar a dos grupos de personas; los usuarios y los programadores con el objetivo que estos últimos realicen un análisis de los requerimientos, desarrollen las aplicaciones y los entreguen a los usuarios para el uso; este modelo ha funcionado por años.

¿Pero qué pasaría si los propios usuarios participan en el desarrollo de sus aplicaciones, es necesario que todos los usuarios aprendan a ser programadores?

La respuesta a esto se llama "Low Code / No Code" y es la nueva tendencia de desarrollo de software que requiere poca o ninguna codificación para crear aplicaciones y procesos, ya que utiliza interfaces visuales con lógica simple y funciones de arrastrar y soltar en lugar de extensos lenguajes de codificación.

Los más valioso de esta nueva tendencia es unir a los programadores con los usuarios, trabajando en las necesidades reales e inmediatas de la organización; esto no solo ayuda a los programadores a optimizar su tiempo, sino que permite que personas de otras áreas colaboren en el proceso aun sin tener conocimientos específicos en programación, empoderando a los usuarios no técnicos en las iniciativas de transformación digital.

Se estima que las plataformas Low Code habrán crecido un 70% en el año 2025 y se espera que para el 2024 más del 65% del desarrollo se realice con Low Code.

¿Vas a usar Low Code para llevar adelante tu próximo desafío TI?

En GEENE realizamos desarrollos Low Code desde el año 2009 y somos testigos de los beneficios que aporta el trabajo en equipo.

8 visualizaciones0 comentarios